LA E-BIKE: EL MODO DE TRANSPORTE MÁS INTELIGENTE EN LA CIUDAD INTELIGENTE.

10 de marzo de 2022

La ciudad inteligente está en boca de todos y tiene la visión de hacer la ciudad más accesible, más sana, más segura y más sostenible. En definitiva, el gran objetivo de toda Smart City es hacer una ciudad más habitable. Se trata de recopilar la mayor cantidad de datos posible. Sobre los flujos de tráfico, el consumo de energía, el drenaje del agua de lluvia, la calidad del aire y la delincuencia, por ejemplo.

Todos estos datos proporcionan una valiosa información. A través de Internet -y de todos los dispositivos conectados a ella-, una ciudad puede gestionarse y gobernarse de forma cada vez más eficiente. Por ejemplo, siendo más económicos con el alumbrado público, más inteligentes con los servicios de aparcamiento y más eficientes con la recogida de residuos.

Ejemplos inteligentes de una ciudad inteligente

En una ciudad inteligente, se pueden encontrar farolas que sólo se encienden cuando alguien pasa por allí. Los semáforos inteligentes mejoran la fluidez del tráfico y los conductores pueden encontrar plazas de aparcamiento o estaciones de carga más rápidamente a través de Internet.

En todo el mundo, Río de Janeiro, Dubai, Estocolmo y Singapur son buenos ejemplos de ciudades inteligentes. En los Países Bajos, ciudades como Eindhoven, Utrecht y Ámsterdam están a la cabeza.

Una ciudad es realmente inteligente sin coches

El coche eléctrico es, por supuesto, una gran mejora respecto a los devoradores de combustible fósil. El coche eléctrico es muy adecuado para viajar de la ciudad inteligente A a la ciudad inteligente B, pero el coche eléctrico no resuelve los problemas dentro de la propia ciudad. Sigue existiendo la posibilidad de que se produzcan atascos y se necesitan muchas plazas de aparcamiento. Además, los coches eléctricos no harán que una ciudad sea mucho más saludable. Frenar y acelerar sigue liberando demasiadas partículas en el aire.

La solución para una ciudad inteligente no son los coches eléctricos, sino la ausencia de coches. Lo ideal sería que en una ciudad inteligente -y sobre todo en el anillo de una ciudad de este tipo- sólo hubiera tres formas de movilidad: nuestros pies, el transporte público y las bicicletas. Porque si el objetivo de una ciudad inteligente es ser más eficiente, más habitable, más saludable y más sostenible, no se puede ignorar la bicicleta.

Imagina que sustituyéramos todos los coches de la ciudad por bicicletas o E-bikes... entonces no habría más atascos y aparcamientos, sino un aire más sano y unos residentes más vitales.

No hay furgonetas de reparto, sino reparto con E-bikes

Muchas furgonetas de reparto en el centro de una ciudad están sólo medio llenas, a veces incluso sólo un cuarto. Pero mientras tanto, bloquean las calles y retiene el tráfico. Sería mucho más sensato que las grandes empresas de reparto -como Wehkamp, CoolBlue y Bol.com- pasaran de los límites de una ciudad inteligente a una bicicleta de reparto. Establecer mini centros de distribución en las fronteras de las ciudades. Los autobuses y camiones llevarán sus cargas a estos puntos de transbordo. Desde estos centros, las bicicletas eléctricas pueden entregar los paquetes a domicilio.

Imagina que sustituimos todas las furgonetas de la ciudad por bicicletas eléctricas de reparto... entonces habrá menos atascos, entregas más rápidas y personal de reparto con más energía.

Si esos servicios de entrega fueran entonces a ser inmediatamente inteligente Las bicicletas eléctricas, entonces pueden hacer sus entregas aún más eficientes. Gracias a los datos, puedes ver rápidamente cuáles son las rutas más rápidas o más lentas para ir en bicicleta. También puede ver rápidamente cuáles son los momentos de mayor actividad y los más tranquilos para la entrega de paquetes. Además, el servicio de entrega también puede ver dónde están todas las motos de reparto, para poder preparar los próximos paquetes a tiempo.

En resumen, al recoger los datos de las bicicletas eléctricas inteligentes, un conductor de reparto puede ahorrar mucho tiempo y dinero y hacer una planificación logística mucho más eficiente.

¿Cómo puede la bicicleta eléctrica hacer que una ciudad inteligente sea aún más inteligente?

  1. Una bicicleta inteligente puede comunicarse con los semáforos. Si no hay tráfico, el semáforo puede cambiar inmediatamente a verde para el ciclista.
  1. La speed pedelec es un formidable competidor del coche (eléctrico) en los desplazamientos entre ciudades. Si vas al trabajo en bicicleta a una velocidad de 45 km por hora en una carretera provincial, eres tan rápido como un coche en un atasco y además eres saludable y sostenible. Una vez que tu pedelec inteligente pase el límite de la ciudad, una ciudad inteligente podría reducir automáticamente la velocidad de tu bicicleta a 25 km por hora.
  1. La bicicleta eléctrica inteligente como herramienta de investigación. Ya hay varios pilotos que realizan mediciones en la ciudad con bicicletas inteligentes. Los sensores pueden utilizarse para medir la calidad del aire, las partículas, la temperatura y la humedad. Al registrar las vibraciones, una bicicleta inteligente también puede medir la calidad del carril bici. Si las vibraciones graves causadas por la rotura de los carriles bici se comunican automáticamente al municipio, el mantenimiento puede llevarse a cabo más rápidamente.
  1. La bicicleta eléctrica inteligente como controlador del tráfico. Al recopilar muchos datos de las bicicletas inteligentes, también queda claro rápidamente dónde están los cuellos de botella para los ciclistas. Para que el municipio pueda ampliar los carriles bici aquí.

¿Qué hace ConnectBike con esto?

Sobre todo lo que ha leído arriba ConnectBike pensando. Buscamos constantemente oportunidades para aplicar estos planes. Incluso hemos puesto en marcha pilotos para algunas ideas. Por ejemplo, hemos desarrollado una caja inteligente con sensores que se puede acoplar a una bicicleta eléctrica.

Estamos luchando por conseguir que la bicicleta eléctrica desempeñe un papel cada vez más importante en la ciudad inteligente. Porque a nuestros ojos, una ciudad inteligente también significa una ciudad más saludable. Si necesitamos menos plazas de aparcamiento, podemos transformarlas en parques saludables, zonas de juego y lugares para la agricultura urbana.

Por último, también queremos tratar los datos de forma saludable. Toda esa información es bonita y útil, pero queremos que siga siendo anónima. Nos importa la información, no las personas.

Lea también:

es_ESES

¿Movilidad sin preocupaciones? Experimente ahora.

¿Movilidad sin preocupaciones? Experimente ahora.

Pruebe nuestra bicicleta de reparto Deliver-E+.

Llevaremos nuestra bicicleta eléctrica de reparto a tu localidad, para que puedas probarla durante toda una semana. Experimente lo que es hacer un parto sin preocupaciones.

Solicite su folleto aquí.

¿Tiene curiosidad por conocer nuestro Deliver-E+?
Pruebe 1 semana gratis.

Llevaremos nuestra bicicleta eléctrica de reparto a tu localidad, para que puedas probarla durante toda una semana. Experimente lo que es hacer un parto sin preocupaciones.